Presentación del Informe: Las mujeres, niñas y adolescentes riesgos asociados a la trata, esclavitud sexual y prostitución forzada en el contexto migratorio

  • chusve 

Caracas, 30 de mayo de 2019. Durante el foro Las mujeres, niñas y adolescentes riesgos asociados a la trata, esclavitud sexual y prostitución forzada en el contexto migratorio, realizado en el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (CELARG), la Asociación Civil Éxodo, en alianza con la Embajada Británica en Caracas, presentaron los resultados de una consulta realizada entre noviembre y diciembre de 2018 a las organizaciones de la sociedad civil que trabajan los derechos de las mujeres y de la población con necesidades de protección internacional en los estados Anzoátegui, Bolívar, Táchira y Zulia. Un proyecto que busca  fortalecer la capacidad de las instituciones del Estado y las organizaciones de la sociedad civil para identificar y acompañar a las víctimas de la trata de personas, la prostitución forzada y la esclavitud sexual en el actual contexto migratorio venezolano, cuyos resultados puede descargar aquí 

La consulta, se desarrolló en dos fases. Primero, se aplicó un instrumento de medición a las distintas organizaciones participantes. En una segunda fase se dictaron talleres de capacitación y se recogió una segunda medición utilizando el mismo instrumento para realizar un análisis comparativo de los resultados.  La iniciativa surgió porque la dimensión de la migración venezolana potencia los riesgos de ser víctimas de estos delitos, por lo cual la detección de los mismos se convierte en un factor indispensable para prevenirlos y atender a las víctimas.

En las palabras de apertura, el Embajador del Reino Unido en Venezuela, Andrew Soper señaló que para lograr “una verdadera igualdad de género es necesario trabajar para eliminar la violencia contra las mujeres, garantizar su acceso a posiciones de poder y fortalecer su independencia económica”.  El diplomático británico destacó que esta es un área de trabajo prioritaria para el Reino Unido no solamente en Venezuela, sino en todas partes del mundo, pues la esclavitud moderna es un delito que genera anualmente más de $150 millardos a nivel internacional, vulnerando la dignidad de las víctimas.

Asimismo, el Embajador manifestó que su país espera continuar trabajando en Venezuela para ayudar a combatir esta problemática tan importante y promover la igualdad de género, con especial atención a la eliminación de todas las formas de violencia contra mujeres y niñas.

Durante el foro, la Oficial de Programas de la Organización Internacional para las Migraciones para Suramérica, Agueda Marín destacó a través de su intervención por vídeo que la detección es el primer paso hacia la protección y recuperación de las víctimas de estos delitos, permitiendo la activación del proceso de investigación y sanción del crimen.  Marín enfatizó que “las personas que han estado en una situación de trata experimentan efectos acumulativos de violencia psicológica y física, con consecuencias significativas, y necesitan servicios y tiempo para estabilizarse, particularmente al principio”.

Por su parte Carmen Mercedes González Directora General de Prevención de la Oficina Nacional contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo, explicó que el 68 % de las víctimas de la trata de personas en Venezuela son mujeres, de las cuales un 42% tiene entre 18 y 30 años de edad.  Afirmó que los casos de trata de personas han aumentado, debido al aumento de la migración de la población venezolana que busca mejorar sus condiciones de vida en otros países y advirtió que “las formas de operar de las redes de prostitución forzada o trata de mujeres han cambiado, ofrecen cirugías estéticas a mujeres y adolescentes a cambio de servicios sexuales a los que son sometidas; pero les permiten vivir con sus familias y mantener, medianamente, sus rutinas, para así invisibilizar los delitos”. González enfatizó que el modo de operar de estas bandas criminales el uso de redes sociales como método de captación de víctimas de trata, con mensajes que prometen ofrecer oportunidades de trabajo y estudio fuera de Venezuela, incluso de carreras deportivas.

La funcionaria de la Oncdoft precisó que Venezuela tiene un Plan Nacional contra la Trata de Personas que vence este año y está por iniciar la evaluación del nuevo (2020-2025) para que tanto los entes gubernamentales, no gubernamentales como la sociedad civil participen, “hay un trabajo allí, que queremos seguir ampliando el tema en 4 ejes como son prevención,  investigación penal, sanción y la atención de víctima y sobrevivientes de la trata”. Por último la Directora General de la Oficina Nacional Contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo se comprometió con Éxodo en apoyar la campaña de información y difusión que adelanta esta organización.

Dorennys Angulo, Directora Ejecutiva de Éxodo, señaló que entre los principales resultados de la consulta se destaca un incremento de 32% en la capacidad de las organizaciones participantes para identificar estos delitos y la necesidad de que las organizaciones cuenten con un protocolo específico para identificar y acompañar a víctimas de estos delitos, más allá de lo contemplado en la legislación vigente.  Dentro de los servicios que prestan las organizaciones consultadas, el 36% desarrolla actividades de formación y sensibilización de actores y actrices claves para generar conciencia sobre esta problemática y fortalecer las capacidades de prevención, lo cual es fundamental para multiplicar el mensaje.

Éxodo es una organización sin fines de lucro dedicada a la investigación, asesoramiento, sensibilización y formación en materia de movilidad humana en contextos seguros, incorporando el enfoque de derechos humanos, de género e interseccional de forma transversal a todas nuestras acciones. Nuestro objetivo es visibilizar las necesidades de las poblaciones vulneradas en especial las mujeres, niñas y adolescentes; queremos construir aportes con instituciones del Estado, organizaciones de la sociedad civil, academia y comunidades para el abordaje de la movilidad humana segura y voluntaria.